Explore Em Tons, Tons Sépia e muito mais!

Explorar tópicos relacionados

FLORES EM TONS SÉPIA - Pesquisa Google

Charles James: Beyond Moda - Pesquisa Google

La Biblia otorga una gran importancia a temer a Jehová. Pero ¿por qué es sabio cultivar temor reverente a Dios? ¿Qué beneficios nos reporta individual y colectivamente a los siervos de Jehová? En el capítulo 14 de Proverbios, versículos 26 a 35, encontramos la respuesta

“Una balanza defraudadora es cosa detestable a Jehová, pero una pesa de piedra completa le es un placer” (Proverbios 11:1). Esta es la primera de las cuatro veces que el libro de Proverbios habla de balanzas y pesas para indicar que Jehová desea que sus adoradores sean honrados en los negocios (Proverbios 16:11; 20:10, 23).

El ácido acético que contiene el vinagre produce un sabor agrio en la boca y hace muy sensibles los dientes. (Proverbios 10:26.) Este contenido ácido se pone de manifiesto por la fuerte acción espumosa que resulta al mezclar el vinagre con el álcali suave que es el carbonato sódico, reacción a la que parece aludir Proverbios 25:20.

Proverbios 24:5 declara: “El que es sabio en fuerza es un hombre físicamente capacitado, y el hombre de conocimiento está reforzando el poder”. Pero usted tiene que inculcar ese conocimiento en el corazón de sus hijos. (Deuteronomio 6:6, 7; 1 Juan 2:14.)

Salomón recalca el punto principal del tema que analiza al incluir el requisito indispensable para la sabiduría: “El temor de Jehová es el comienzo de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es lo que el entendimiento es” (Proverbios 9:10).

Salomón pasa a decir: “Todo el que es sagaz actúa con conocimiento, pero el que es estúpido disemina tontedad” (Proverbios 13:16). El que una persona sea sagaz no significa que sea astuta o taimada. El proverbio relaciona la sagacidad con el conocimiento y la prudencia de quien piensa muy bien las cosas antes de actuar. Cuando se encara a críticas injustas o incluso a insultos, el sagaz refrena sus labios.

El discípulo Santiago nos recuerda: “Sí piden, y sin embargo no reciben, porque piden con un propósito malo, para gastarlo en los deseos vehementes que tienen de placer sensual.”—Sant. 4:3. Los practicantes de religiones no bíblicas frecuentemente consideran que su adoración es una especie de “magia” que logra que su dios haga cualquier cosa que el adorador quiere. Pero el Creador no es como el legendario genio de la lámpara de Aladino, que está atento para cumplir la orden del hombre.

¿Quién es el “obrero maestro”? (Proverbios 8:30) La sabiduría personificada se llama a sí misma obrero maestro. Esta personificación no es un simple recurso literario para explicar cómo es la sabiduría. En sentido figurado, alude al Hijo primogénito de Dios, Jesucristo, durante su existencia prehumana. Mucho tiempo antes de nacer como ser humano en la Tierra, Dios lo “produjo como el principio de su camino” (Proverbios 8:22).

Pinterest • O catálogo de ideias do mundo todo
Search